29 sept. 2010

Derecho a la huelga y derecho a trabajar...

Hay que recordar que aunque esté convocada una huelga general en todo el estado español para defender los intereses de la clase trabajadora, existe el derecho a trabajar.

Si eres de los que quieres ejercer el derecho a trabajar, no olvides que también existen otro tipo de derechos que nadie debe arrebatarte:

- Derecho a que te alarguen la edad de jubilación hasta los 67 años o incluso a los 70, aunque estés para el arrastre. Fundamental.

- Derecho a que te suban los años de cotización para que puedas cobrar menos jubilación. Que no te quiten este derecho.

- Derecho a que te bajen el sueldo. Defiéndelo.

- También tienes derecho a que te despidan si tu jefe ha previsto pérdidas para el año que viene. Esto es importante.

- No olvides tu derecho a que tu jefe se pueda saltar el convenio y ofrecerte unas condiciones de trabajo individuales por debajo de los mínimos estipulados en convenio.

- Defiende el derecho a que te puedan despedir en cuatro días, a pesar de que hayas decidido trabajar en un día de huelga.

- Te corresponde el derecho a que te despidan por casi la mitad de dinero.

- Derecho a pensar que no vamos a conseguir nada con la huelga. Es mejor quedarse quietos y no hacer nada. Aguantaremos con lo que venga y ya está. Es por nuestro bien.

- Que nadie te quite la ilusión de heredar la empresa. Estaría bueno.

- Tienes derecho a "pasar" de los sindicatos, porque son todos iguales. Lo único que quieren es ganar dinero sin trabajar. Van a lo suyo y son todos unos chupópteros ¡todos! Incluso los que son trabajadores, que no tienen liberados, que se gestionan con la cuota de sus afiliados y no cobran un euro del estado. A ti no te la dan.

- Tienes derecho a ponerte en lugar del empresario. Cuántos problemas tiene, no como tú, egoísta.

- No renuncies al derecho de entregar tu dinero (dinero público) a los bancos, para que se puedan hacer recortes en gastos sociales e infraestructuras. ¿Para qué queremos tantos hospitales o escuelas? Lo primero es la banca, que está sufriendo mucho.

- Pero sobre todo, que nadie te quite el derecho a dejar un mundo peor para tus hijos, dilapidando los pocos derechos que nos quedan y que nuestros antepasados conquistaron con sangre, sudor y lágrimas. Que les den por saco, di que sí.

(Agradecimientos a 'Natural', aunque sea de la "competencia", por rescatarlo en Público.es)

No hay comentarios: