19 sept. 2010

Acerca de la deslocalización


Ahora que la cosa esta así, rescatamos uno de nuestros primeros artículos tal cual entonces (2007):

El proceso de deslocalización de Bouncopy y otras empresas de la competencia es algo que sigue siendo noticia. Como suele suceder, si los trabajadores luchamos y conseguimos mejores condiciones laborales, hace que este sector sea un negocio cada vez menos rentable para los empresarios; por ese motivo y porque quieren ganar más y más, se están trasladando estos servicios a otros países de habla hispana donde los sueldos pueden llegar a ser hasta tres veces menor que el salario en España y los derechos mucho más baratos.

Este proceso, aparentemente, se ha ido acelerando a raíz de la negociación del nuevo Convenio Colectivo Estatal para el sector de Telemárketing (CCET), este convenio (el cuarto) procura dignificar nuestra profesión: promover la contratación fija sin cláusulas “sorpresa”, salarios mayores con un incremento anual superior al IPC y ventajas que hagan de la profesión de Telemárketing una opción laboral atractiva.

Por otro lado, las empresas pretenden “mantener” la rentabilidad del negocio en España, para ello sus exigencias pasan por abaratar el despido y tener mayor control sobre el tiempo de contrato (para poder hacer de las campañas de corta duración una opción rentable) y por supuesto, una firme oposición al encarecimiento del precio persona/hora (¿en relación con el absentismo?). Al proponer recortes en las exigencias del nuevo Convenio (con una vigencia planeada de 3 años) se entra en la conocida dinámica del “tira y afloja” entre nosotros y ellos; pero mientras dura esta negociación, la deslocalización sigue su curso de manera ¿constante e inevitable?

Actualmente Argentina, Chile, Paraguay,.. son las opciones para deslocalizar servicios de atención telefónica en Castellano; Marruecos para atención en Francés e India para atención en Inglés. Cuando estos países empiecen a encarecerse se deslocalizará a otros lugares, etc. Así que independientemente de la aprobación del IV CCET y sucesivos, siempre será más lucrativo atender desde fuera de España.

Por eso las empresas del sector están intentando cambiar las condiciones de despido en España: lógicamente abaratándolo y “encadenando” los contratos a campañas (de manera que si la campaña finaliza, finaliza el contrato: no lo recoloca), pretenden también crear y finiquitar rápidamente Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y evitar la subrogación de empleados… estas medidas facilitan el despido y disminuyen la media de antigüedad por empleado, haciendo más barato su despido (a la par que también piden menor compensación/año trabajado para el finiquito), estas medidas son contraproducentes para el sector pues no permiten crear profesionales de calidad y el Telemárketing pasa a ser un destino nada atractivo para una carrera laboral.

Pese a ello, y como se trata de aportar, los trabajadores de Bouncopy estamos demostrando que vale la pena que el negocio se quede aquí, en España. Por nuestra experiencia y cualificación profesional, porque estamos colaborando activamente en la prevención del absentismo laboral y queremos dignificar la profesión.

Además contamos a nuestro favor con muchos clientes que son muy reticentes a que se vulnere su privacidad ¡como para que además se haga fuera de España!; en este aspecto ya se han hecho algunos progresos, y hay información al respecto que indica que la deslocalización no es rentable.

Como ilustración de lo que está pasando con la deslocalización:



(Agradecimientos al "doctor" juzam, a los Monty Python y al "zupermassters")

1 comentario:

Anónimo dijo...

La verdá

//Bird